Ampollas 4 minutos de lectura

¿Cómo tratar una ampolla de fricción?

¿Cómo tratar una ampolla de fricción? ¿Cómo tratar una ampolla de fricción? ¿Cómo tratar una ampolla de fricción?

Las ampollas pueden ser muy dolorosas.

Tratarlas con un apósito especialista como Compeed® Ampollas te ayudará. Su protección alivia la presión y el dolor al instante.

Se debe mantener la ampolla intacta el mayor tiempo posible, ya que la piel proporciona una protección natural contra las infecciones.

Lo principal en el tratamiento de las ampollas es impeder que se agrave la lesion, reducir la incomodidad, promover la curación y prevenir la infección.

Los apósitos de Compeed® Ampollas crean un ambiente de curación óptimo:

  • Protegen la zona para evitar la fricción, aliviando el dolor al instante.
  • Absorben el exceso de fluido, lo que ayuda a acelerar el proceso natural de curación de la ampolla.
  • El apósito se mantiene en su sitio hasta que la ampolla se ha curado.

Se debe mantener la ampolla intacta el mayor tiempo posible, ya que la piel proporciona una protección natural contra las infecciones. Sin embargo, si el dolor persiste o si crees que la ampolla se ha infectado, te recomendamos que consultes con tu médico.

Identifica la etapa en la que se encuentra la ampolla

Lo primero que tienes que hacer es identificar en qué etapa se encuentra tu ampolla. Mira de cerca la superficie de tu ampolla: ¿está intacta o ha sufrido algún daño?

Si está intacta para evitar mas daños:

  • Reduce la fricción o evita frotar la ampolla.
  • Limpia suavemente la zona y aplica un apósito.

Se recomienda aplicar una apósito especialista como los apósitos Compeed® Ampollas en lugar de apósitos convencionales. Protegerán mejor la ampolla ya que sellan de manera segura los bordes del apósito a la piel, lo que previene los roces.

Elige el apósito mas adecuado para ti, existen diferentes tamaños y formas especiales.

Los apósitos con gel hidrocoloide de Compeed® proporcionan una mayor protección, alivian el dolor al instante y aislan de manera efectiva la ampolla de la fuente de fricción.

Si la ampolla está desgarrada o sin piel que la cubra:

  • Necesitarás aplicar un antiséptico para prevenir la infección.
  • Sino tienes acceso a uno, enjuaga la ampolla con agua salada o con agua limpia, si posible.
  • Cubre la ampolla con un apósito.

Los apósitos con gel hidrocoloide de Compeed®:

  • Te proporcionarán una mayor protección, aliviando el dolor al instante en esta zona sensible.
  • Crean un ambiente protector y húmedo que permitirá una curación más rápida de la ampolla.
  • Estos apósitos están en contacto con la base de la ampolla expuesta para estimular la curación de fuera hacia adentro.

Además protegen y son impermeables.

¿Deberías drenar / reventar una ampolla?

Recomendado para tí
Ampollas

¿Cómo tratar las ampollas en tus pies?

Aunque era una práctica común, no es recomendable explotar una ampolla porque puede provocar una infección. Los apósitos sellan la herida para evitar el riesgo de una infección y aceleran el proceso de curación.

Si te preocupa que la ampolla pueda infectarse, te recomendamos que consultes con tu médico.

Los signos de infección que debes tener en cuenta son:

  • Pus: líquido amarillento y más espeso que el normal
  • Aumento del dolor, hinchazón, enrojecimiento y sensación de calor
  • Rayas rojas que se extienden desde la ampolla (si te ocurre esto, acude a un médico).