Consejos para tratar Consejos para tratar Consejos para tratar
las durezas

Consejos para tratar

Cuidados para las durezas

Las durezas, como los callos, son zonas ásperas de la piel, pero generalmente son más anchas y se encuentran en la planta del pie. Sigue leyendo esta sección si quieres saber cómo tratar las durezas con la ayuda de COMPEED®.

Durezas

¿Cómo tratar y eliminar las durezas?

Leer artículo

Preguntas Frecuentes

¿Qué es una dureza?

Las durezas son zonas duras y amarillentas que se forman en la piel. Normalmente, se forman en los talones o las puntas de los dedos de los pies. Las durezas suelen ser más grandes que los callos y menos definidas.

¿Qué causa una dureza?

Las durezas aparecen por episodios repetidos de presión, roce o peso. Por ejemplo, pueden aparecer por utilizar tacones altos, que desplazan el peso de todo el cuerpo sobre la punta del pie.

¿Cómo tratar las durezas?

Comienza por aliviar e hidratar la zona de la piel afectada. Prueba los apósitos COMPEED® Durezas para proteger al pie de la presión, humedecer la zona y proporcionar un alivio inmediato del dolor.

¿Cómo prevenir las durezas?

Para evitar que se forme una dureza, exfóliala e hidrátala con crema de pies. Esto eliminará las células muertas de la piel antes de que se endurezcan. También es bueno proteger tus pies contra el roce y la fricción, especialmente si vas a usar tacones que pongan un peso extra en la punta del pie. Para ello, te recomendamos que utilices los apósitos de COMPEED® Durezas.