Herpes labial

¿Por qué sale el herpes labial y cómo prevenirlo?

4 minutos de lectura
¿Por qué sale el herpes labial y cómo prevenirlo? ¿Por qué sale el herpes labial y cómo prevenirlo? ¿Por qué sale el herpes labial y cómo prevenirlo?

El virus del herpes simple de tipo 1 no tiene cura, pero no te preocupes porque no es grave. Puedes ayudar a prevenir la reactivación del virus del herpes labial identificando sus desencadenantes. La mayoría de las personas infectadas con el virus no tienen síntomas hasta que la infección se activa por algún factor externo.

Reactivación del virus

Una vez que contraes el HSV-1, aparece un brote de herpes labial. Después, aunque el herpes labial no vuelva a aparecer, el virus sigue latente en el cuerpo durante toda la vida. Son muchos los factores que pueden despertar el virus y que, a su vez, comienza a replicarse y propagarse. Al mismo tiempo, el sistema inmunitario intenta combatir el virus. Durante este proceso, aparece una sensación de dolor y enrojecimiento, llegándose a provocar una inflamación.

¿Cuáles son los desencadenantes?

La mayor parte del tiempo que la persona está infectada por el virus, este permanece inactivo. Sin embargo, el virus puede reactivarse cada cierto tiempo por causa de algunos factores externos y provocar un nuevo brote de herpes labial. Hay dos tipos de desencadenantes:

Los vinculados a una condición personal:

  • Enfermedad: fiebre, gripe o resfriado.
  • Trauma y estrés incluyendo tensión física y estrés emocional.
  • Fatiga o falta de sueño.
  • Cambios hormonales, especialmente por la menstruación o por la toma de píldoras anticonceptivas.
  • Lesiones menores, como grietas en los labios.
  • Sistema inmunitario debilitado debido a un estilo de vida poco saludable (tabaco, alcohol y mala nutrición) o ciertos tratamientos, como la quimioterapia.

Los vinculados a condiciones exteriores:

  • Exposición excesiva al sol: luz solar y luz ultravioleta artificial.
  • Exposición de la piel a condiciones climáticas extremas (calor, frío o viento)

Medidas de prevención

La mayoría de estos posibles desencadenantes no pueden sortearse por completo, o son difíciles de evitar. Pero puedes mejorar tus hábitos para reducir el riesgo de que el virus vuelva a despertarse.

Controlar tu estrés haciendo deporte, practicando meditación y yoga, o simplemente tomándote un tiempo para ti mismo, son solo algunas de las formas de evitar nuevos brotes.

Cuando hay un cambio de estación, tus labios pueden secarse muy rápidamente y agrietarse. Te recomendamos que los hidrates con frecuencia para defenderte contra un nuevo brote de herpes labial. Si el brote aparece porque has estado mucho tiempo expuesto a la luz solar, será conveniente que utilices un protector solar para labios (SPF 15 o superior).

Conócete bien

Conocer cuáles son los desencadenantes que causan la reactivación del brote en tu cuerpo te ayudará a prevenirlo mejor. Recomendamos que conozcas tus niveles de estrés, los factores clave en tu vida diaria, lo que comes, cómo duermes, etc. Identificar los elementos que desencadenan nuevos brotes de herpes labial te será útil a la hora de prevenirlos en el futuro.